Vodka Islandés

Dicen por ahí que la envidia es muy mala y después del presentaros el Whisky Islandés, el Vodka ha dicho que él también quiere producirse en Islandia y así lo ha hecho. Hoy pasamos de una bebida oscura a una totalmente transparente.

El vodka islandés por excelencia se llama Reyka y es uno de los más puros debido a que solo se destila una vez, se guarda en un alambique artesanal de los que solo hay seis en el mundo y se pasa por rocas de lava para filtrarlo, el resultado es un licor de trigo y cebada único para combinados y cócteles.

Reyka

La botella de esta preciada bebida ronda los 30€ quizás el precio también se debe a que el agua añadida procede del manantial Grabok, que corre por un campo de lava que se formó hace 4.000 años.