La casa Hofdi

Si visitas Reykjavík, no te puedes perder la casa Höfði (Höfði House), considerada como uno de los edificios más bellos e históricamente significativos de la ciudad. Construida en 1909, en esta bella vivienda tuvo lugar la Cumbre de Reykjavík, en octubre de 1986, en la que se reunieron el presidente de EEUU, Ronald Reagan y el Secretario General del Partido Comunista de la Unión Soviética, Mijail Gorbachov, un acontecimiento histórico que marcó el final de la Guerra Fría.

Hofdi_House_Reykjavik

La casa Höfði se encuentra en Borgartún, e inicialmente era la vivienda del cónsul francés Jean-Paul Brillouin en Islandia. Por ello, aún conserva muchos detalles de su primer habitante, tales como las letras R.F (abreviatura de República Francesa), el nombre del cónsul y el año de su construcción encima del interior de la puerta. También fue la residencia durante muchos años de Einar Benediktsson, poeta y hombre de negocios. Renombradas celebridades y jefes de estado han visitado la casa Höfði, entre ellos, la Reina de Inglaterra, Winston Churchilll y Marlene Dietrich. La escultura frente a la casa representa al primer colono de Reykjavík, de origen noruego.

Además, según cuenta la leyenda, Höfði House se encuentra habitada por el fantasma de una joven mujer, conocida como “La dama de blanco”. El embajador británico John Greenway, que vivía en  la casa en 1952, sintió durante muchas noches extraños “golpes en la noche”. Tal fue el miedo que le causó, que se vió obligado a vender la casa, trasladando el  consulado británico a otro lugar. Otras leyendas populares explican que la casa se encuentra situada encima de un antiguo cementerio vikingo. Por esta razón, los lugareños dicen que el mueblebar de la casa es frecuentemente atacado por espíritus.

Actualmente, la casa Höfði es propiedad de  la ciudad de Reykjavik y se utiliza para recepciones oficiales y reuniones. Aunque lamentablemente no está abierta al público, los visitantes pueden disfrutar de su entorno y ver las increíbles vistas de la costa.