Conducir por Islandia, carretera principal.

La N1 es la carretera principal que circunvala Islandia, también conocida como Ring Road . La carretera mide cerca de 1.500km  y está asfaltada salvo en una zona en los fiordos del este, donde la carretera es de grava debido a los constantes desprendimientos del invierno.

En las zonas más cercanas a Reikiavik y gracias a su población la carretera N1 está asfaltada incluso con arcén en algunos tramos y además con gran cantidad de radares ya que la velocidad máxima de la N1 es de 90 km/hora. Ojo también con los radares en la carretera que va del aeropuerto de Keflavik con Reykjavik.

Hay algunos tramos en los que la carretera invita a ir a mayor velocidad, ya que la visibilidad es buena y son tramos muy rectos con escasa circulación, pero es recomendable mantener la velocidad indicada, ya que es habitual encontrar radares inesperados. Las multas por velocidad rondan las 25.000 Kr, pero si las pagas en el momento te pueden reducir hasta un 50%. Es importante saber que las multas por exceso de velocidad están valoradas por tramos de velocidad, es decir, no tiene el mismo precio una multa si circulas a 100km/hora, que si circulas a 120km/hora.

En cuanto al estado general de la carretera principal, es bueno. Tiene un carril para cada sentido, hay zonas en los que son más y menos anchos pero en general se circula sin complicación. Se recomienda circular con precaución especialmente en zonas de curvas y cambios de rasante.

La carretera atraviesa ríos gracias a puentes que suelen tener un solo carril y resaltados con señales luminosas.  Al atravesar  un puente hay que circular con precaución y percatarse de si viene alguien en el otro sentido para parar en la zona indicada y dejar pasar. Las señales de tráfico indican quién tiene preferencia a la hora de cruzar el río.

Hay que mantener una buena distancia con el vehículo que va delante nuestro ya que suelen saltar “chinas” o pequeñas piedrecitas de la carretera a nuestro coche, y puede haber problema con las lunas. Por esto os recomendamos que contratéis en el destino el seguro para las lunas del coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *